Consejos para que tu bebé duerma toda la noche Bebé recién nacido

tipo-hipnosis-conseguir-que-el-bebe-duerma-L-Pm7b8z

Diana Palacio, entrenadora física de Procrear, aconseja como parte de la rutina previa a dormir hacerle un poco de ejercicio al bebé mediante el juego, proporcionarle masajes suaves alrededor de 5 a 7 minutos, un baño en donde el pequeño pueda jugar con el agua y se relaje. Posteriormente, alimentarlo adecuadamente y tratar de protegerlo del frío. “Si se logra saciar y alimentar bien, por lo menos habrá una sola interrupción en la noche”.

Según Palacio, el bebé se siente inseguro al encontrarse en un mundo demasiado grande cuando está en la cuna, “fácilmente se va a despertar muchas veces y es conveniente entonces abrigarlo de tal forma que quede como un tabaquito”, recomienda la profesional con experiencia en madres primerizas.

El hecho de establecer rutinas a la hora de dormir lo ayudarán a hacerlo por cuenta propia, sin despertarse. Los móviles, una lámpara con una luz tenue, algo de música relajante, despedirse del bebé en voz baja, mientras lo acaricia, son algunos de los elementos apropiados para tal fin. “La idea es organizar mentalmente una rutina o ritual, que el bebé vea y que mediante esas señales aprenda por sí mismo a establecer su hábito de sueño”, sugiere la doctora Santacruz. Lo más importante, en todo caso, es que los padres establezcan una hora determinante para que el bebé vaya a dormir.

Debes respetar el horario establecido para que el bebé se duerma. Acostarlo mientras todavía está despierto. Ayudarlo con objetos que sean familiares para él mientras está solo en su cuarto: una manta, un juguete. Una pijama cómoda y suave, que no le produzca ni frío ni calor. Asegurarse de que el pañal esté limpio y seco. No darle comida en la habitación, para que diferencie entre dormir y comer.

Lo importante es que el niño comience a asociar la hora de ir a la cama con un momento agradable y descanse plácidamente, al igual que lo puedan hacer sus padres durante toda la noche. Aunque es probable que el bebé se despierte, siguiendo los consejos de los profesionales seguramente lo hará cada vez menos.

A menudo los padres prueban un método determinado cuando están exhaustos y frustrados porque no consiguen que su hijo duerma toda la noche. Si estás contenta con los hábitos de sueño de tu bebé, simplemente continúa haciendo lo que haces.

Si no estás contenta, considera informarte más a fondo sobre los distintos métodos para enseñar a un niño a dormir toda la noche. También ten en cuenta lo siguiente:

  • Algunos niños tienen una facilidad natural para dormir bien y se adaptan rápidamente a un horario de sueño que le funciona a toda la familia. A otros les cuesta más dormir y necesitan más estructura o cuidado para dormir bien.
  • Cada niño es diferente. Si las estrategias que usaste con tu primer niño no te funcionan con el segundo, quizás tendrás que cambiar de método.
  • No tienes que seguir un método de cabo a rabo, quizás encuentres sólo una o dos estrategias dentro de un método que te funcionen.
  •  A veces el sentido común es el mejor “método”. Algunas familias encuentran sus propias formas de enseñarles a sus hijos buenos hábitos de sueño.

 

Leave a Reply