¿Por qué mi bebé está estreñido? Alimentación

remedios-para-el-estrenimiento-en-bebes3

Se puede decir que un bebé está estreñido cuando el pequeño se vuelve nervioso e intranquilo. Se mueve las piernas incesantemente, se pone rojo del esfuerzo, y no hace más que llorar, claro. Los gases y los cólicos son inevitables cuando el bebé se encuentra en este estado. Según los especialistas, durante la lactancia materna los bebés suelen ensuciar los pañales casi cada vez que comen con heces algunas veces heces pequeñas y otras más abundantes. La frecuencia de evacuación se va disminuyendo a medida que los bebés crecen.

Causas del estreñimiento:

  • La leche de fórmula. Los bebés que toman pecho exclusivamente rara vez sufren de estreñimiento. La leche materna tiene el equilibrio perfecto entre grasa y proteína, por eso produce heces que casi siempre son blandas, incluso cuando un bebé no evacúa por varios días. Si tu niño toma leche de fórmula, es posible que algún producto en la fórmula le produzca estreñimiento. Pregúntale al pediatra si puedes cambiar de marca. (A pesar de lo que puedas haber escuchado, la cantidad de hierro en la fórmula no tiene ninguna relación con el estreñimiento.)
  • La incorporación de alimentos sólidos. No te sorprendas si tu bebé tiene un poco de estreñimiento cuando incorpores alimentos sólidos a su dieta. Es fácil que suceda debido a que el arroz, habitualmente la primera comida que se da a un bebé en este periodo de transición, es bajo en fibras.
  • Deshidratación. Si tu bebé no recibe suficiente líquido, se deshidratará y su sistema reaccionará absorbiendo más líquido de todos los alimentos y fluidos que ingiera, así como de los excrementos que están en sus intestinos. En consecuencia, hará heces duras y secas con dificultad.
  • Retención propia del niño. Cuando empieza a dejar el pañal, puede temer ir al baño y por ende, prefiere aguantarse.

Para ayudar a nuestras madres a superar esta etapa, hemos recopilado viarios consejos para ayudar a nuestros bebés según su edad:

Menores de 6 meses

  • Aliméntalo exclusivamente con leche materna y evita al máximo las formulas lácteas, ya que tienen una composición excesiva en calcio lo que provoca endurecimiento de heces.
  • Dale masajes en el abdomen, alrededor del ombligo y en dirección de las manecillas del reloj, iniciando del lado derecho y terminando del lado izquierdo entre cuatro y cinco veces al día.
  • Cuando observes que esté pujando, levanta sus piernas y colócalas sobre su vientre, así fomentarás la forma de evacuar de todos los seres humanos que es semi sentados.
  • Si no mejora, acude de inmediato al médico.

De 6 a 12 meses

  • Aplica las técnicas anteriores.
  • Dale alimentos ricos en fibra como verduras, frutas, cereales integrales, leguminosas.
  • Combina néctar de ciruela pasa con su leche. Por cada tres onzas, una de néctar.

A partir del año

  • No lo obligues a ir al baño.
  • Incrementa el consumo de fruta con alto contenido de agua y fibra.
  • Evita al máximo la estimulación rectal con supositorio porque tu hijo ya está más consciente del dolor y podrías lastimarlo.
  • Ofrécele mínimo nueve onzas de agua al día.

Es importante que siempre tengan presente que bajo cualquier circunstancia, la mejor opción siempre será consultar con el pediatra.

 

 

Fuentes: BabyCenter, Bebé Mundo, Guía Infantil. 

 

Leave a Reply