Papillas: Todo lo que necesitas saber. Alimentación

lb_alimentacion02

Durante los primeros 6 meses de vida de tu bebé, el alimento ideal para él es la leche materna en forma exclusiva, es decir pecho y solamente pecho. Al llegar a los 6 meses, y previa aprobación de tu pediatra, puedes iniciar la introducción de los primeras papillas. En otros artículos hemos hablado de la importancia de las papillas en la alimentación de tu pequeñito, así que en este hemos decidido explicarte algunos aspectos que debes tener en cuenta al momento de prepararlas.

 

  • Utensilios de primera: Necesitarás algo para moler o hacer puré la comida. Una licuadora, un procesador de alimentos o incluso un tenedor funcionarán, pero un molinillo que se opera manualmente con distintas aspas para obtener diferentes texturas en los alimentos es muy práctico, y lo más conveniente para preparar comidas fuera de casa.

 

  • Para tu bebé, sólo lo mejor: Cuando vayas a comprar los alimentos con los que prepararás las papillas, elige las frutas y verduras más frescas y trata de usarlas en uno o dos días. Sólo de esta forma te estarás asegurando de que tu bebé está recibiendo la cantidad óptima de nutrientes y vitaminas para su desarrollo.

 

  • Sin aditivos: No incluyas ningún tipo de condimentos extra en las papillas de tu bebé,  pues estos podrían ser contraproducentes para tu pequeñito. Es importante que si realmente quieres hacerlo, consultes con tu pediatra sobre el momento  y las cantidades más adecuadas para tu pequeñito.

 

  • ¿Cómo conservarlas?: Refrigera las sobras de la papilla de tu bebé en un recipiente herméticamente cerrado y úsalas dentro de un día o dos. También puedes congelar lo que sobre en una hielera. Una vez que los cubos estén bien congelados, sácalos  y mételos en bolsitas de plástico especiales para el congelador. En el momento que quieras usarlos sólo debes descongelarlos y temperar la papilla antes de alimentar a tu pequeñito.

Leave a Reply