¡Ayuda a tu bebé a aceptar la comida sólida! Alimentación

bebe-comiendo

A medida que tu bebé crece sus necesidades cambiarán; se cansará de realizar las mismas actividades, los mismos juguetes, e incluso, de comer la misma comida; para garantizar su óptimo crecimiento será necesario que las rutinas vayan adaptándose a su proceso de madurez.

Uno de los pasos más difíciles de este proceso de adaptación es la introducción de alimentos sólidos a la dieta de tu bebé. Por esta razón, te daremos consejos que te ayudarán a lograrlo sin que esto se convierta en un proceso caótico:

  • No introduzcas varios alimentos a la vez, introduce uno por uno. Si no le agrada, no lo fuerces; descansa unos días y vuelve a intentarlo.
  • Prepara sus primeras papillas a base de verduras y luego las frutas. Se recomienda  este orden porque así le inculcarás el gusto por todo tipo de alimentos; suele suceder que el bebé prueba primero papillas de fruta, y comienza a preferir lo dulce por encima de otra cosa.
  • Una vez que comiences el proceso, debes ir identificando cuáles son sus opciones favoritas y colocarlas al inicio de cada menú.
  • Respeta las horas de cada comida y no le des nada entre cada una, así aumentará el hambre y por ende, su disposición para comer.
  • Recuerda que su estómago es pequeño; jamás comerá igual que los adultos.
  • Ya lo hemos dicho en varias oportunidades: permítele jugar con la comida. Deja que manipule su plato y coma con las manos si lo desea. Además, esto será muy estimulante para su desarrollo motriz.
  • Evita que existan distracciones en el entorno a la hora de comer, así se enfocará más en la comida.

Nuestra mejor recomendación siempre será la paciencia; si tu bebé está poco interesado en ciertos alimentos, sabores o texturas, ¡no te preocupes! Enfócate en sus logros y en lo que sí le gustó. Lo más importante es hacer de este momento un espacio agradable y divertido. De bocadito en bocadito, pronto lograrás verlo disfrutando de todo lo que le preparas.

Leave a Reply